The Streets VS Dougal Wilson:"Fit But You know it"

605.04


DW_streets_fit.jpgMike Skinner, The Streets, y Dougal Wilson están hechos el uno para el otro;no es raro por eso que hayan firmado uno de los clips más espectaculares del año. Skinner es probablemente en la actualidad el cronista pop más brillante de la realidad suburbana británica, y cualquiera que haya pasado un cierto tiempo en el Reino Unido no podrá evitar sonreir con sus permanentes guiños a la cotidianeidad de un país donde el día a día es algo cutre y tristón, pero a la vez entrañable. Qué quieren que les diga, pertenezco a la generación que en vez de hacer la mili, ha pasado los veranos de su preadolescencia aprendiendo inglés en Sussex.

En cuanto a Wilson, es otra de las jóvenes promesas de la escena audiovisual londinense y aunque la más conocida de sus piezas anteriores recurría a un recurso tan barato como efectivo (tetas y martillos hidráulicos), es capaz de mucho más. Como demuestra en "Fit but you Know It", donde se inventa un sencillo pero brillante truco técnico -una narración que salta de las fotos de un carrete recién revelado- para situar su historia sobre un paisaje de pubs, 'fish and chips', tabloides y vacaciones en Lloret de Mar.

ACTUALIZACION. El Guardian sería otra de esas razones para mudarse a Londres si no fuese por su ejemplar edición online. Su espectacular sección de Cultura, la mejor de la prensa europea, es reflejo de un país que habrá inventado los hooligans y los tabloides, pero en el que las artes ocupan verdaderamente un lugar central en los hábitos sociales. En él encuentro un excelente análisis a cargo de un profesor de literatura del nuevo disco de The Streets, en el que se explica con precisión quirúrjica lo que uno pretendía decir sobre la inmensa capacidad de Skinner para retratar la realidad británica:

Lo que (el disco) transmite con rotundidad al desgranar su narración tema por tema a lo largo de una hora es en qué consiste ser un hombre joven en el 2004 en algún lugar de esta Inglaterra dejada de la mano de Dios (y de la de Blair). Con ventitantos años y sin perspectivas; listo pero sin educación; furioso pero sin certeza de cuál es la causa de su furia; rebelde pero apolítico; poco elocuente pero expresivo. Es menos un retrato de Mike Skinner que una anatomía de una clase alienada, la que el Nuevo Laborismo solía llamar (cuando aún le preocupaban esas cosas) "los excluidos".

Por cierto, recuérdenme que otro día hablemos del revival de la lucha de clases, que es como los Pixies y Kraftwerk, que también vuelve...

The Streets, Fit but You Know It - Quicktime, High

  |  Del.icio.us me  |  Menéame



Comentarios:

Kraftwerk nunca se fueron, siempre han estado ahi, ¿acaso lo duda alguien? ¿quien puede matar a un robot?

Recomendaciones bastardas para este anodino fin de semana: relacionado con lo anterior, una lectura, Loops - Una historia de la musica electronica (Reservoir Books 2002, ISBN.: 84-397-0901-3, 500 pgs, unos 18€). Relacionado con mi estado de animo, una escucha, 'Young Liars' de TV on the Radio (Young Liars EP, Touch & Go 2003).

Cada dia os quiero mas.

Puesto por Luis en Mayo 8, 2004 11:58 PM

otra de las razones para mudarse a Londres

¿Pero hay alguna más?

Puesto por Antonio en Mayo 12, 2004 02:52 AM

elastico_recomienda.jpg
neural.jpg


minielastico.jpg


CopyFight Files: nuestro proyecto paso a paso

  

  

  



especiales_de_la_casa.jpg
POR FAVOR, ¡PIRATEEN MIS CANCIONES!
Por qué son más rentables 100.000 fans piratas que llenen mis conciertos a 10.000 originales.

CUANDO LA SGAE DESPERTÓ, LA TECNOLOGÍA TODAVÍA ESTABA ALLÍ
que la música sea gratis para ustedes, los consumidores, no significa que los artistas no podamos ganar dinero con ella

POLITICAL GAMES: DE ESCAPE FROM WOOMERA A UNDERASH
La industria del entretenimiento ha desviado la propaganda de guerra del cine a la consola.

EL MERCADO DE LAS IDEAS
Las buenas ideas estan en todas partes. Patentarlas es la mejor manera de evitar su materializacion.

LA MUERTE DEL PERIODISMO Y OTROS CUENTOS APOCALÍPTICOS
Es verdad, el periodismo está en crisis. Pero es una crisis que debemos celebrar.