free culture en el pais

1010.04


PATRICIA FERNÁNDEZ DE LIS /EL PAÍS- NEGOCIOS (10-10-2004)

El último libro de Lawrence Lessig se puede descargar íntegra y gratuitamente de Internet, pero no está pirateado: la idea de hacerlo ha sido del autor. Este profesor de Derecho de Stanford es, posiblemente, el mayor experto en el impacto de la Red en la propiedad intelectual. Ahora, está intentado cuadrar el círculo con un sistema que permite la copia de las obras, protegiendo a la vez a los autores y garantizando sus ingresos. El sistema, Creative Commons, ha llegado a España.

La carrera de Lawrence Lessig es "la más brillante del Derecho en Internet", dice la revista Wired. The Economist le llama el "Ralph Nader de Internet", en referencia al político izquierdista, candidato a presidente de EE UU. Lawrence Lessig es referente mundial para cualquier asunto que estudie el impacto de la tecnología en las leyes y, sobre todo, en lo que respecta a la propiedad intelectual. Internet, que ha removido los cimientos de muchas industrias, ha destruido la base del negocio de los contenidos -música, cine o sector editorial-. La digitalización de material sometido a derechos de autor permite su copia ilimitada, lo que, para la industria, es una amenaza. Lessig cree, en cambio, que supone una gran oportunidad.

El abogado ofrece un ejemplo. Su nueva obra, llamada Free Culture, se vende en librerías, pero también puede descargarse de forma gratuita en Internet -en español, desde elastico.net- . ¿Cómo pretende hacer dinero, entonces? "La idea es muy simple", explica, al otro lado del hilo telefónico. "El lector comenzará a leer el libro y, si le gusta, lo comprará, porque la mayor parte de la gente prefiere el papel. Además, lo reenviará a colegas y amigos. Así que es una manera de incrementar las ventas".

Free Culture está protegido con una licencia de Creative Commons. Este sistema ha reconfigurado la idea del copyright para permitir la copia de las obras en ciertas condiciones. Los músicos y cineastas permiten a sus fans compartir canciones o películas, siempre que no hagan dinero con ello. Los escritores, investigadores o fotógrafos consiguen que sus obras se reproduzcan masivamente, pero siguen estando firmadas por ellos y no se permiten alteraciones. El autor, en fin, puede crear su obra, permitir que otros la disfruten, controlar su distribución y ganar dinero ampliando su mercado a una Red de 700 millones de internautas.

Creative Commons está ya en 60 países, entre ellos España, y Lessig reconoce que funciona mucho mejor fuera de su país. EE UU, asegura el abogado, "está controlado por lobbies que han creado una especie de macartismo de la propiedad intelectual, en el que si criticas estas leyes eres un comunista". Un ejemplo de ese poder es la famosa Sonny Bono Act, que sirvió para extender los derechos de autor a 70 años tras su muerte. En este momento, dice el abogado, la situación es tal que "no puedes ser un creador a no ser que tengas un abogado a tu lado".

Lessig insiste en la inmensa oportunidad que supone Internet para la industria de contenidos. Los grandes estudios de Hollywood intentaron frenar el vídeo hasta que vieron que hacían más dinero vendiendo cintas. Disney presionó para que la Sonny Bono Act saliera adelante pero, irónicamente, nunca habría podido crear La Cenicienta o El jorobado de Notre Dame con esa ley. "El problema", explica Lessig, "es que la gente que hace negocio en una industria que ya existe no suele esperar con impaciencia que esa industria cambie, porque no sabe cómo va hacer dinero. Pero eso no significa", concluye, "que no vaya a hacerlo". Beastie Boys, David Byrne o Gilberto Gil son algunos de los artistas que ya han firmado la licencia de Creative Commons.

Recuerdos del 'caso Microsoft'

Lawrence Lessig se ha hecho popular luchando contra la rigidez de las leyes de propiedad intelectual, pero también ha participado en uno de los procesos antimonopolio más largos y complejos de EE UU, el caso Microsoft. El primer juez del proceso, Thomas P. Jackson, pidió a Lessig que le ayudara a comprender los aspectos técnicos del caso. El abogado trabajó en él durante 54 días, hasta que Microsoft logró que la Corte de Apelaciones le sacara del proceso porque, presuntamente, su posición "no era neutral".

"Estoy convencido de que Microsoft abusó de su poder de monoplio; eso es lo que dijo la Corte de Apelaciones", dice Lessig, que cree que la Administración de Bush "no entendió la naturaleza del caso" cuando pactó con Microsoft. Lessig está en desacuerdo, en todo caso, con la solución que propuso la Comisión Europea de obligar a Microsoft a sacar a la calle un Windows sin su software multimedia. "No estoy seguro de que ésta sea la solución acertada. Soy algo escéptico con que vaya a lograr sus objetivos".

  |  Del.icio.us me  |  Menéame



Comentarios:

Me parece excelente el hecho de que cada vez en más países se acepten las licencias de creative commons, pero una pregunta: ¿si yo no vivo en ninguno de esos países quiere decir que si yo pongo algo bajo alguna de esas licencias todas las personas se pueden c... en mi obra?????

Saludos para tod@s quienes hacéis este blog !!!!!!!!

Puesto por Pablo Cardozo en Octubre 12, 2004 02:29 AM

Auque preferiría que fuera Carlos quien contestara a esa pregunta, mucho me temo que sí, así es.

Cuando creamos elástico -y nuestros proyectos blog personales- todos amparamos nuestro trabajo bajo una CC aun sabiendo que se trataba más de una declaración de principios que otra cosa: en caso de duda, la legislación vigente en tu pais es la que manda.

Por eso la creación de licencias copyleft en cada pais es tan importante, porque contemplan y adaptan su código a las particularidades y condiciones de la legislación de cada pais y permite, como bien explica el video, que tu trabajo funcione bajo la misma licencia en un marco internacional.

En el caso español, debemos ese trabajo (que imagino bastante puñetero) al buen hacer de don Carlos Sanchez Almeida y su equipo.

mxxxx!

Puesto por marta en Octubre 12, 2004 03:25 PM

elastico_recomienda.jpg
neural.jpg


minielastico.jpg


CopyFight Files: nuestro proyecto paso a paso

  

  

  



especiales_de_la_casa.jpg
POR FAVOR, ¡PIRATEEN MIS CANCIONES!
Por qué son más rentables 100.000 fans piratas que llenen mis conciertos a 10.000 originales.

CUANDO LA SGAE DESPERTÓ, LA TECNOLOGÍA TODAVÍA ESTABA ALLÍ
que la música sea gratis para ustedes, los consumidores, no significa que los artistas no podamos ganar dinero con ella

POLITICAL GAMES: DE ESCAPE FROM WOOMERA A UNDERASH
La industria del entretenimiento ha desviado la propaganda de guerra del cine a la consola.

EL MERCADO DE LAS IDEAS
Las buenas ideas estan en todas partes. Patentarlas es la mejor manera de evitar su materializacion.

LA MUERTE DEL PERIODISMO Y OTROS CUENTOS APOCALÍPTICOS
Es verdad, el periodismo está en crisis. Pero es una crisis que debemos celebrar.