La primera, en la frente

1811.04


Pagamos por los libros, los CDs, los DVDs; pagamos por los reproductores, los ordenadores y las pantallas. Pagamos por los servicios de televisión. Pagamos por los legisladores que elaboran los candados que nos prohiben hacer lo que queremos con nuestras compras. Pagamos por los policías que se encargan de (intentar) hacer cumplir esas leyes, y por los jueces que nos enchironan por violarlas. Pagamos por las cárceles, claro, y por los sustratos tecnológicos; por las fotocopiadoras y los CDs vírgenes (violen derechos de propiedad intelectual o no). Pagamos, y pagamos, y pagamos.

A cambio cada vez podemos hacer menos cosas con lo pagado. Si el vendedor quiere puede predeterminar cómo, quién, dónde y cuándo podemos escuchar su música, ver su película o leer su texto, sin ofrecer contrapartidas (¿una rebajita, al menos?), sin dar explicaciones, sin avisar siquiera. Eso sí, la ley amenaza con penas de cárcel a quien simplemente posea una herramienta para eliminar esas protecciones. Como semejante legislación es absurda e imposible de hacer cumplir, cada vez hay que hacerla más draconiana. Como la ley no funciona por estricta que sea, cada vez hay que establecer controles tecnológicos más férreos. Unos por otros, y la casa sin barrer.

Y todo esto, ¿para qué? No para defender a la cultura. No para defender a los consumidores (desde luego). Todo para defender a una industria que se niega a afrontar el futuro; que en lugar de adaptarse prefiere morir, pero llevándose por delante a cuantos pueda. ¿Merece la pena encarcelar a chavales por escuchar música? ¿De veras desean los cineastas que se procese judicialmente a gente por el pecado de ver copias irregulares de sus películas? ¿Desde cuándo hacerse rico al precio que sea es el objetivo de la literatura?

PP Cervera hablando sobre el nuevo proyecto de la ley española de la propiedad intelectual, que ha dedicado dos años a su elaboración (es decir, a escuchar, es decir, a dejarse influir / comprar por los productores) y va a dedicar una semana a escuchar a la ciudadanía. En Barrapunto tienen más enlaces, más que decir, y más comentarios.

  |  Del.icio.us me  |  Menéame




elastico_recomienda.jpg
neural.jpg


minielastico.jpg


CopyFight Files: nuestro proyecto paso a paso

  

  

  



especiales_de_la_casa.jpg
POR FAVOR, ¡PIRATEEN MIS CANCIONES!
Por qué son más rentables 100.000 fans piratas que llenen mis conciertos a 10.000 originales.

CUANDO LA SGAE DESPERTÓ, LA TECNOLOGÍA TODAVÍA ESTABA ALLÍ
que la música sea gratis para ustedes, los consumidores, no significa que los artistas no podamos ganar dinero con ella

POLITICAL GAMES: DE ESCAPE FROM WOOMERA A UNDERASH
La industria del entretenimiento ha desviado la propaganda de guerra del cine a la consola.

EL MERCADO DE LAS IDEAS
Las buenas ideas estan en todas partes. Patentarlas es la mejor manera de evitar su materializacion.

LA MUERTE DEL PERIODISMO Y OTROS CUENTOS APOCALÍPTICOS
Es verdad, el periodismo está en crisis. Pero es una crisis que debemos celebrar.