El mercado de las ideas y, por ejemplo, la Pay Station

2803.05


psp.jpgAhora, ésta os va a encantar: en pleno lanzamiento de la PSP en las américas, un juez de distrito de Oakland, California, ha ordenado a Sony Computer Entertainment Inc. (jp) y su filial americana el pago de 90.7 millones de dólares en concepto de daños a la empresa Immersion Corp. Además, Sony deberá detener inmediatamente la venta de productos que utilicen los controladores Dual Shock (los que tiemblan), así como otros cuarenta productos de software (aka videojuegos) que circulan por el mercado. Bienvenidos al maravilloso mundo del mercado de patentes.

El momento cumbre de Immersion corp. en el sector tecnológico fue la firma de un papel. Concretamente, la patente sobre el feedback táctil, el uso de dispositivos electrónicos controlados por un ordenador con un motor que vibra para estimular al usuario. Ese papel les ha reportado ya pingues beneficios, incluyendo 26 millones de dólares de Microsoft, ayer demandado por infracción de licencias, hoy parte del accionariado de la compañía; le han metido un puro a Sony por segunda vez y habrá que ver lo que pasa con el resto de los fabricantes de consolas. Esta empresa es el ejemplo perfecto de lo que vamos a ver en casa como las cosas se tuerzan del todo en Bruselas.

Las licencias y la responsabilidad. Tanto la oficina de patentes como el circuito legal del copyright se han convertido en el parquet de un nuevo mercado a explotar: el de las ideas. Propuestas empresariales como Intellectual Ventures, denominada la empresa del siglo XXI, son el ejemplo perfecto de ese nuevo mercado, un sistema de compraventa de un bien extremadamente sobrevalorado. Porque no nos engañemos: las ideas no valen tanto. Las musas de las ideas son ejemplarmente promiscuas; hasta el más borrico ha tenido una gran idea alguna vez, generalmente en el bar, después de unas cervezas. Lo realmente valioso, y raro, es su materialización.

Todos tenemos grandes ideas que cambiarían el mundo pero muy pocos tenemos la energía, el valor, los recursos o los conocimientos necesarios para convertirlas en realidad. Todos hemos salido del cine más de una vez pensando: vaya mierda de película, yo lo habría hecho mejor, pero no todos vendemos la casa para rodar un documental. ¿Qué ocurre cuando el hecho de haber tenido una idea brillante nos convierte en la única persona con derecho legal para llevarla a cabo? ¿Estamos todos capacitados para sacar adelante cualquier cosa que se nos ocurra, explotando todas sus ramificaciones hasta agotar la última posibilidad? Y lo que es más importante: ¿es justo que bloqueemos el camino a otros que sí lo están?

El mercado de las ideas deifica la posibilidad pero obstaculiza su ejecución. O, en otras palabras, premia al especulador y castiga al currante. O lo elimina. Empresas como Immersion empiezan trabajando en un proyecto que cambiará, mejorará o, sencillamente, ampliará el mercado tecnológico de una manera u otra. Hagan lo que hagan, tendrá que ser nuevo o mejor que lo que ya hay, porque si no no hacen negocio y la empresa fracasa. Son empresas llenas de técnicos, ingenieros, programadores y expertos que trabajan diez horas al día para ser los mejores. Pero ¿qué pasa cuando esa empresa gana la lotería patentando una idea que pega la campanada en un sector multimillonario, como es el caso de la industria del videojuego? Lo que pasa es casi un chiste de los cínicos en la industria: el romance con la innovación se acaba y los técnicos, ingenieros, programadores y expertos se van; es la era de los abogados. La compañía se ha convertido en un capítulo de Ally McBeal.

Es un hecho: la mayoría de las empresas que patentan licencias millonarias abandonan la innovación y acampan en el juzgado. Es igual que en el Monopoly: cuando has colocado cuatro hoteles en las calles de más valor ya no quieres seguir circulando, es mejor acabar en el trullo y cobrar peaje a todos los demás. Las ganancias ya no proceden de tu capacidad de innovar sino de coartar los avances de los que vienen detrás, convirtiendo el mercado del desarrollo en un campo de minas que, en última instancia, acaban explotando bajo los pies del consumidor en forma de productos deficientes o precios disparatados.

A mi Sony no me da pena, se lo pueden permitir. Lo que me da pena es el impuesto revolucionario que nos tocará pagar ahora por tener un mando molón, de los que tiemblan cuando viene el malo. Eso, y lo que está por venir.

  |  Del.icio.us me  |  Menéame



Comentarios:

Chapeau Marta, lo has clavado!

Puesto por Francesc en Marzo 28, 2005 06:24 AM

Absolutamente de acuerdo, absolutamente aterrorizado. Por mi parte, creo en la libertad de información por encima de todo, y la libertad de las ideas esta incluida. El mundo cambiara el dia en que esto sea entendido, aunque quizás haga falta algún cambio que no llegamos a ver aun.

Muerte a las patentes, viva el futuro.

Y Saludos

Puesto por Alemania en Marzo 28, 2005 02:35 PM

Eres la mujer que me ha puesto una sonrisa en la boca este dia :D

Abajo el copyright XD

Puesto por lightme en Marzo 28, 2005 03:56 PM

Magistral. Sencillamente magistral.
El párrafo que empieza por "Todos tenemos grandes ideas que cambiarían el mundo pero muy pocos tenemos la energía" y el siguiente son para aplaudir. Totalmente de acuerdo

Puesto por Jaan en Marzo 28, 2005 06:18 PM

nada más que agregar.
magistral forma de poner en el tapete lo terrible del sistema de patentes.

Puesto por gasc en Marzo 28, 2005 08:34 PM

esta misma mañana le daba una charla a mis alumnos, hablamos de videojuegos, les puse el flash de creative commons, etc. y cuando al final llegamos a Intellectual Ventures no se lo creían, se quedaron congelados, cómo es posible, ¿es una broma, verdad? ¿así va a ser el mundo?
enhorabuena Marta, y como siempre: gracias

Puesto por Jose en Marzo 28, 2005 09:57 PM

Wenas. No se que ha pasado con la blogosfera que están todos diciendo que los mamarrachos de Intelectual ventures tiene patentados los mandos con vibrador. Y bueno, no es exactamente cierto.

Intelectual tiene patentado un sistema especifico para producirlo, no el hecho en sí de que vibre. Por ese motivo Nintendo que utiliza su propia tecnología (tambien patentada jaja)se ha librado del tema. Así como otros productos (ej. los moviles con vibracion que lo utilizan en los juegos). Por cierto, la "idea" de Inmersion está "materializada" en mandos de Gillemot, y ratones de Logitech. No se como les sentaría a ellos que Sony copiara la licencia que ellos han comprado.

Pero el texto de Marta sigue siendo impresionante aunque falle a medias el ejemplo. (si patentan todas las formas imaginables de hacer temblar electrodomesticos, al final los terceros no les quedará otra que elegir en que licencia gastarse el money)

chao

Puesto por Capitan Tostadilla en Marzo 29, 2005 10:39 AM

He estado un poco descontectado ultimamente, entiendo el problema de las patentes pero sobre este ultimo comentario ... ¿que es ese flash sobre creative commons? ¿Donde esta?

Puesto por Alex el Ignorante en Marzo 29, 2005 11:27 AM

Hola Alex. Me refería a un vídeo que explica de manera general qué es Creative Commons, en formato flash, muy pulcro, muy clarito, muy necesario, realizado por CC y que se tradujo al español hace unos meses, que a mí ya me parecen años. Bueno, no "se tradujo" : lo traducieron estos paladines de Elástico. El vídeo lo encuentras desde entonces en el blog de Elástico, ahí en la columna de la derecha.

Puesto por Jose en Marzo 29, 2005 05:03 PM

Ahí has puesto los puntos sobre las ies.

Puesto por Rub en Marzo 30, 2005 10:32 PM

Al menos ahora los de Balay tendrán que mejorar esas lavadoras retemblonas que fabrican, y que mis vecinos ponen a medianoche para ahorrar en watios.

Puesto por Vendell en Marzo 31, 2005 02:18 AM

Creo q esta noticia es algo q demuestra lo triste de la realidad, es decir, lo sinvergüenza q puede llegar a ser la gente. Si la patente era suya, me parece genial q quieran lo q es suyo, xo q pasa, q no lo sabian hace más de 5 años que salió la PS2? Han tenido q esperar hasta q haya más de 80 millones de unidades vendidas?
Y el hecho de q Microsoft tenga accionistas? creo q es una manera un poco sucia de intentar hacerle la competencia a PS2, xq como no pueden de otra forma.

Bueno, a mí sinceramente lo de las patentes me parece bien, y mal, xq muchas veces uno tiene una idea, y es otro quien tiene el dinero(de hecho, casi siempre), y es este el q saca los beneficios, y si no, ocurre como en este caso, q se esperan a poder sacar mayor tajada y hacer más daño, xq los de Xbox Tecnologies reclamaron su derecho sobre su nombre antes de q la consola de MS saliese al mercado.

Bueno, creo q es lo q tenía q opinar. Saludos a todos, y enhorabuena por el artículo, me ha parecido muy bueno.

Puesto por Tarsanete en Abril 7, 2005 02:23 AM

Excelente comentario. Creo que debemos repudiar el hecho de querer privatizar las ideas así como a los que están promoviendo dicha privatización, y que en caso de que se dé ese absurdo, no nos quedemos con los brazos cruzados y admitamos después inconscientemente que, puesto que ya es ley, es natural que exista, como ya ha sucedido con varios bienes básicos para la existencia, que ya han sido privatizados o en vías de serlo y por los cuales tenemos que pagar.

Puesto por Carlos en Mayo 1, 2005 11:15 AM

Mike Furir Mike 673

Puesto por Mike Furir 190 en Marzo 14, 2006 12:22 AM

Mike Furir Mike 282

Puesto por Mike Furir 127 en Marzo 14, 2006 12:22 AM

Mike Furir Mike 83

Puesto por Mike Furir 910 en Marzo 20, 2006 12:44 AM

Mike Furir Mike 36

Puesto por Mike Furir 390 en Marzo 20, 2006 12:44 AM

Mike Furir Mike 523

Puesto por Mike Furir 974 en Marzo 20, 2006 12:45 AM

Mike Furir Mike 724

Puesto por Mike Furir 998 en Marzo 28, 2006 11:50 AM

Mike Furir Mike 119

Puesto por Mike Furir 165 en Marzo 28, 2006 11:51 AM

Hola Marta, escribes que las ideas no valen tanto pero vemos, en el problema de Sony que has colocado, que esa gran idea de Inmersion deja babeando a Sony por usarla.

Dices que los que critican cosas mediocres deberían de hacerlo (vendiendo su casa por ejemplo, entonces habría que ser Donald Trump para arreglar el mundo). Lo que sí estoy de acuerdo es en tomar el lugar que te corresponde cuando estás en lo tuyo, pero el problema es que el dinero marca la pauta y cierra el paso a otros pocos que si tienen ideas.

Las buenas ideas deben ser el éxito. A la pregunta ¿qué pasa con una buena idea?, ¡se paga! y se le aplaude, porque NO TE ENGAÑES la mayoría no tiene buenas ideas sino bobadas que parecen buenas ideas.

Lo que estoy de acuerdo contigo es que hay que buscar la acción de una buena idea. Y para ello se necesita mucho más que inteligencia y buena voluntad, especialmente cuando la mayoría no valora las buenas ideas sino la energía con que cualquier tontería debe llevarse lejos.

Sapiens (periodista)

Puesto por Sapiens en Marzo 26, 2007 04:36 AM

Absolutamente de acuerdo, absolutamente aterrorizado. Por mi parte, creo en la libertad de información por encima de todo, y la libertad de las ideas esta incluida. El mundo cambiara el dia en que esto sea entendido, aunque quizás haga falta algún cambio que no llegamos a ver aun.

Muerte a las patentes, viva el futuro

Puesto por en Julio 1, 2007 11:25 PM

ola me guata todo lo que aceis gracias por todo por acer que esta pagina te unos comentarios tan acertados

Puesto por marc en Noviembre 12, 2007 10:04 PM











¿Me quedo con tus datos?



elastico-dots.jpg







elastico_recomienda.jpg
neural.jpg


minielastico.jpg


CopyFight Files: nuestro proyecto paso a paso

  

  

  



especiales_de_la_casa.jpg
POR FAVOR, ¡PIRATEEN MIS CANCIONES!
Por qué son más rentables 100.000 fans piratas que llenen mis conciertos a 10.000 originales.

CUANDO LA SGAE DESPERTÓ, LA TECNOLOGÍA TODAVÍA ESTABA ALLÍ
que la música sea gratis para ustedes, los consumidores, no significa que los artistas no podamos ganar dinero con ella

POLITICAL GAMES: DE ESCAPE FROM WOOMERA A UNDERASH
La industria del entretenimiento ha desviado la propaganda de guerra del cine a la consola.

EL MERCADO DE LAS IDEAS
Las buenas ideas estan en todas partes. Patentarlas es la mejor manera de evitar su materializacion.

LA MUERTE DEL PERIODISMO Y OTROS CUENTOS APOCALÍPTICOS
Es verdad, el periodismo está en crisis. Pero es una crisis que debemos celebrar.