Reclamar el Espectro

604.06


José Luis de Vicente

Sacamos el móvil en plena calle y marcando unos números damos por supuesto que escucharemos la voz que estamos esperando oír. Encendemos la radio o la televisión y suponemos que al sintonizar una emisora podemos ver las noticias o escuchar el partido de fútbol. Si nuestro portátil nos avisa de que ha detectado una red inalámbrica, estaremos recogiendo nuestro correo segundos después. Y casi nunca nos hacemos más preguntas. Sólo cuando algo sale mal -nos falta cobertura, ha fallado un enlace de satélite o una tormenta bloquea la recepción- somos conscientes en que aquel mensaje, aquella llamada, debía llegar hasta nosotros en forma de onda de radio a través de alguna frecuencia del espectro electromagnético. A veces, perder esas ondas puede acabar siendo más molesto y problemático que perder una llave, o un avión.

Rara vez pensamos en lo que ocurre en el espacio radioeléctrico, a pesar de que seríamos incapaces de vivir sin él. Desde las rutas marítimas o aéreas hasta las previsiones meteorológicas, pasando por las cadenas de suministro de cualquier producto a los medios de comunicación, cada vez más cosas descansan sobre nuestra capacidad de hacer circular señales por ese espacio que se sitúa entre los tres Kiloherzios y los trescientos Gigaherzios. Un espacio que, al menos en teoría, es extremadamente escaso y precioso.

Si el espacio radioeléctrico es el suelo urbanizable de la sociedad de la información, la infraestructura que lo mantiene funcionando -desde las antenas que coronan los edificios más emblemáticos hasta los cientos de satélites en órbita- supone la obra de ingeniería más ambiciosa que haya desarrollado la humanidad. La historia de su conquista y colonización a lo largo del siglo XX es uno de los relatos más apasionantes que quedan por escribir

Más en Consumer.es

  |  Del.icio.us me  |  Menéame



Comentarios:

Desde luego, es algo que se me escapa por completo....
Cuando me armo de valor, leo, me documento sobre el tema y llego siempre a la misma conclusión: no entiendo nada, estoy anclado en el pasado (y soy joven, es lo que más me jode).
Intentaré aprovechar la tecnología, no entenderla.

Puesto por telemarkado en Abril 9, 2006 09:24 AM

Consumer and prescribing information.
Actonel with Calcium, Actoplus Met, Aczone, Angeliq, Arranon, Avandaryl, Estrogel, Exjade, Levemir, Hylenex, Increlex, Kepivance, Lyrica, Migraten, Nepafenac Ophthalmic, Nexavar, Orencia, Proquad, Relenza, Revlimid, Rozerem, Tamiflu, Vaprisol...

Puesto por wer en Abril 13, 2006 01:34 AM











¿Me quedo con tus datos?



elastico-dots.jpg







elastico_recomienda.jpg
neural.jpg


minielastico.jpg


CopyFight Files: nuestro proyecto paso a paso

  

  

  



especiales_de_la_casa.jpg
POR FAVOR, ¡PIRATEEN MIS CANCIONES!
Por qué son más rentables 100.000 fans piratas que llenen mis conciertos a 10.000 originales.

CUANDO LA SGAE DESPERTÓ, LA TECNOLOGÍA TODAVÍA ESTABA ALLÍ
que la música sea gratis para ustedes, los consumidores, no significa que los artistas no podamos ganar dinero con ella

POLITICAL GAMES: DE ESCAPE FROM WOOMERA A UNDERASH
La industria del entretenimiento ha desviado la propaganda de guerra del cine a la consola.

EL MERCADO DE LAS IDEAS
Las buenas ideas estan en todas partes. Patentarlas es la mejor manera de evitar su materializacion.

LA MUERTE DEL PERIODISMO Y OTROS CUENTOS APOCALÍPTICOS
Es verdad, el periodismo está en crisis. Pero es una crisis que debemos celebrar.