Diciembre 13, 2006

El no retorno del MiniElastico

Verán, estos días escribo cosas como éstas:

6. Por otra parte, no se olvide lo que afirma Carlos Gardini, a cuya obra esta tesis dedica todo un capítulo: “Yo no establecería ninguna [diferencia entre ciencia ficción y lo que no es ciencia ficción], pero los editores, críticos y bibliotecarios se empeñan en establecerlas: a) por la tapa de los libros; b) por el título de los libros; c) por lo que han oído en alguna reunión o conferencia; d) por lo que no han oído en ninguna parte; e) por sus prejuicios egocéntricos; f) por otras formas de la ignorancia, todas ellas igualmente válidas y exactas” (Souto 220). Quien esto escribe no se ha puesto en contacto con Gardini, e ignora por tanto en qué categoría incluiría el presente estudio.

44 En 1903, en el cuento “The Land Ironclads”. En 1914, en The World Set Free, a partir de la icónica ecuación de Einstein de 1905 , e=mc2, predijo la guerra nuclear. No obstante, en uno de esos errores típicos que tanto irritan a los físicos y hacen que muchos desprecien profundamente la CF, Wells malinterpreta la naturaleza de la radioactividad e imagina que las bombas siguen explotando una y otra vez tras un primer impacto contra el suelo. En 1995, Stephen Baxter escribió The Time Ships, una novela-homenaje a la ficción de Wells en la que las bombas atómicas se comportan precisamente así.

Si uds. comprendieran el amor que hay en ese "desprecian"...

Pues eso, ahora básicamente reparto caramelos a la puerta de un colegio. De ahí que me hayan visto poco por aquí últimamente. Y poco me verán, que la columna de la izquiera da mucha pereza y uno es muy vago. Para empezar, ya cansa buscar el enlace para entrar en el panel de mando de MT. Pero el MiniElastico es muy cómodo, y permite la frase lapidaria y la cita (o la cita y la frase lapidaria) que ahora es lo que apetece. Es un no retorno porque en realidad nunca lo eché a andar de verdad ni adquirió continuidad, y andaba cazando orcos en las tierras del Norte y peleando bajo nombre falso contra los hombres de Harad sin pensar en un retorno. Su "poética" sigue algunas reglas:

Pynchon es Dios hecho pluma; nuestra generación es la más importante de la historia, solamente por ser nuestra generación; la inmensa mayoría de lo que produce es basura (como todas), pero por ser la nuestra da más coraje; la familia es la familia; y aparte de Nacho y la petí los blogs de Enrique, Pierre, er Juli, Ashley y Reg molan; también el de la dulce Susana; los noventa son la década más mejón de todas no solamente porque es la nuestra sino porque Pynchon publicó nada menos que dos novelas; Vineland y Mason & Dixon son esas novelas que uno abre por cualquier sitio y se siente en casa; pero no solamente de Pynchon vive el hombre: también está la Biblia; Slate y Salon son lo primero que leo, con el café y la tortilla mañanera/tostada con humus y aceite extra virgen de oliva por delante; el tipo que hace los blogs de Telecinco es un artista; en realidad, a mí lo que en realidad me gusta es releer a Shakespeare, como a otros nadar y coger la bicicleta; la revolución de los blogs no es tal, nunca lo ha sido ni nunca lo será porque no puede serlo: esto se demuestra con una sola cita de Benjamin (versión corta) o con 4.000 palabras (versión larga, que me da infinita pereza escribir y que si lo hiciera sin cortarme sería un rollo); odiamos a David; el diseño agrada, las ilustraciones más, viva lo friki si es con buen sentido; lo de la Industria cultural contra los ciudadanos y los ciudadanos contra la Industria cultural ahora es personal; la arquitectura está bien, pero mejor están las arquitectAs. Etc.

Hoy han sido seis enlaces de una tacada. Y lo que tal vez queda. El espacio para enlaces es limitado, el espacio para comentarlos también, pero si la frase se queda cortada no se crean que la voy a reescribir. Una ruina, un fragmento, un pedacito.

Creative Commons License
Este blog es copyleft y se acoge a la licencia Creative Commons.
XML

Creado con
Movable Type 3.2
Estadí­sticas